Te despiertas cada mañana sin ningún ánimo o motivación de ir a la oficina para hacer un trabajo que ya no llena tus expectativas, que no te valora y donde no ves oportunidad de crecimiento o un reto?… , suele suceder más de lo que crees. Solo te quejas de tu empleo y te sientes miserable, pero no tomas acción?… también suele suceder. Si no te gusta tu trabajo, entonces ¿por qué te quedas? La respuesta es bastante simple: el cambio da miedo. Odias tu trabajo, pero tienes miedo de renunciar…es uno de las razones más comunes de la infelicidad laboral.
Primero que nada debes preguntarte qué es más aterrador:  la idea de ser miserable día tras día en un trabajo que odias o que no te satisface personal o profesionalmente, o la idea de un trabajo desconocido?. Además, que es lo peor que puede pasar si renuncias?, más se perdió en la guerra, como decía mi abuelita.
Las personas se dicen a sí mismos que “es mejor malo conocido que bueno por conocer.” Y se excusan a si mismo por su inacción frente a posibilidades que ni siquiera han sucedido como : y si el nuevo puesto me hace más infeliz, y si mi nuevo jefe no está preparado profesionalmente, y si no encajo en el equipo de trabajo, y si me despiden???, pues te cuento, no te has detenido a pensar que esa falsa sensación de seguridad que tienes ahora es precisamente eso, falsa, nadie es indispensable en ningún empleo, las circunstancias pueden cambiar en cualquier momento y en vez de que seas tú quien va al timón de tu carrera profesional estás permitiendo que tu miedo lo haga. Lo más triste es que te has convencido de que tu infeliz comodidad es mejor que enfrentar el miedo al cambio.
Considera por un omento otra perspectiva de la situación: ¿Qué pasaría si un nuevo empleo resultara ser impresionante? ¿Qué pasaría si tu nuevo jefe en realidad se preocupa por ayudarte a tener éxito? ¿Qué pasaría si una nueva empresa valorara tus habilidades? ¿Qué pasaría si ese nuevo empleo que has deseado te lleva a despertar feliz y emocionado de ir a hacer un trabajo que amas todos los días? ¿Y si esa es la descripción de lo desconocido?. El asunto está en que no sabes que es mejor hasta que lo haces. Solo tienes dos opciones: o tomas las riendas de tu vida y cambias tus circunstancias buscando un nuevo empleo o te resignas a que el miedo es tu guía y aceptas tu trabajo actual, eso si…con un cambio de actitud y abrazándolo con alegría.
Si no te gustan tus circunstancias, cámbialas. Si no puedes cambiarlas, entonces cambia tu actitud. Y recuerda, el miedo es solo un estado mental la mayoría de las cosas a las que temes ni siquiera han sucedido, entonces por que te torturas y preocupas, ocúpate cuando debas hacerlo.
Si tomas la sabia decisión de hacerte cargo y entras en la caería de un nuevo empleo sigue algunas recomendaciones para que tu búsqueda sea más efectiva:
Siempre será más fácil buscar empleo mientas todavía estás empleado. A las empresas les gusta creer que le están quitando un activo valioso a la competencia, por lo tanto, tratar de encontrar un nuevo empleo antes de salir del actual. Además, aminoraras el estrés de no generar ingresos mientras enfrentas la búsqueda.
Elabora un listado de las cosas en tu trabajo actual que influyen en tus sentimientos de inconformidad. ¿Son las actividades y responsabilidades, se trata de las personas con las que trabajas, o es acaso la industria en la que te desempeñas? Averigua lo que te disgusta para buscar en la dirección correcta.
Establece una lista de las personas que conoces que podrían tener pistas sobre nuevos puestos de trabajo, a fin de que actives tu red de contactos, recuerda que tiene el 70% de efectividad al momento de cambiar de empleo. Muchas veces puede que puedas conseguir un nuevo empleo con algún proveedor o un cliente, así que considera todas las oportunidades.
Una vez que has tomado la decisión y tienes la determinación de encontrar un nuevo empleo verás cómo las oportunidades aparecen más claramente en tu entorno. Tomarás mentalmente una posición mucho más activa y observarás con más detenimiento a los clientes que pueden convertirse en potenciales empleadores, comenzarás a asistir a los eventos que antes veías con aburrimiento, ya que ahora representan una posibilidad de encontrar algo nuevo. El hecho simple de tomar la decisión de encontrar un nuevo empleo abre tu mente a las oportunidades y sobre todo a identificarlas. Al emprender este camino, verás cómo tu energía crece rápidamente y tu nivel de ánimo y felicidad van subiendo. Solo con superar un estado mental de miedo y asumir otro estado mental de tomar la simple decisión de superarte a ti mismo.
No permitas que el miedo a lo desconocido te impida alcanzar tu potencial y hacer lo que realmente te apasiona en la vida. Asegúrate de saber exactamente donde estás hoy y a dónde quieres llegar, reconociendo que el cambio y lo desconocido puede muy bien ser todo lo que esperabas. Sólo hay una manera de averiguarlo….y es haciéndolo.
Como siempre te deseo el mayor de los éxitos y feliz día=?

Una forma de empezar es escribiéndonos a cv.expertos@gmail.com para obtener una evaluación gratuita de tu CV.